TRABAJOS DE PVC

¿Qué es el PVC?

El PVC o también conocido por su nombre científico, policloruro de vinilo, es un compuesto químico de carbono, hidrógeno y cloro, que se crea a partir de la polimerización del cloruro de vinilo (cloro y etileno). El resultado es un material ligero y químicamente inerte e inocuo.

Aunque sus componentes vienen del petróleo bruto en un 43% es el plástico menos dependiente del petróleo ya que el 57% proviene de la sal.

¿Cómo se trabaja?

El PVC es un material termoplástico, por lo que se trabaja bajo la acción del calor entre 140 y 250°C, a esta temperatura el PVC se reblandece y es ahí cuando se moldea y al enfriarse recupera la consistencia inicial con la forma deseada.

Usos

El PVC se utiliza mayoritariamente de forma duradera como es en el sector de la construcción. Podemos calcular que al 64% de la producción total de PVC se le da una vida útil entre 15 y 100 años; el 24% tiene una durabilidad media, entre dos y 15 años. Por ejemplo electrodomésticos, automóviles, mangueras, juguetes, etc. Y solo el 12% del PVC es destinado a fabricar objetos de corta duración, con un límite de dos años de vida, aunque después de no ser útiles, se pueden reciclar.

Por su versatilidad de usos y durabilidad, el PVC es el plástico de mayor uso en España, además de su excelente relación calidad-precio.

Impacto medioambiental

Como ya se ha dicho en la definición del PVC, es el compuesto plástico menos dependiente del petróleo, además que su producción tiene escasos desperdicios y la ausencia de cualquier tratamiento superficial le caracteriza por una fabricación ecológica. También se ve un ahorro energético durante este proceso de producción si lo comparamos con otros materiales. Y hablando de ahorro energético, es muy importante el que le supone al edificio donde son instaladas las ventanas de este material, por la sensación que aportan de aislamiento acústico y térmico.

Después de su función como ventana, el PVC es 100% reciclable, lo que potencia su larga vida. Sumamos que no es una fuente de energía por lo que todas estas características del PVC contribuyen a que su uso de una mejor utilización de los recursos naturales. 

TRABAJOS DE PRFV

¿Qué es el PRFV?

Poliéster reforzado con fibra de vidrio, es un material plástico compuesto por fibra de vidrio y un poliéster que actúa de aglomerante. Es a partir de una mezcla de resinas con manómetros, catalizadores, cargas, etc. y así ser usado en una polimerización para obtener el producto final, el PRFV.

El PRFV  es un material resistente y dieléctrico que está excluido de casos de corrosión electroquímica. Esto quiere decir que no existe la preocupación de que el producto entre en un proceso de deterioro mediante reacciones químicas y electroquímicas. De lo contrario seria un material que podría experimentar un fenómeno de corrosión electroquímica y obtener muchas pérdidas a nivel económico, de seguridad y calidad de los materiales.

¿Cómo se trabaja?

Existen varias técnicas para la aplicación del PRFV, las más comunes son las técnicas de moldeo por contacto que consiste en laminaciones, ya sea manual o laminación mediante proyección. La laminación manual trata de poner resina sobre una malla de fibra de vidrio y extender con un cepillo o rodillo con el fin de no dejar burbujas de aire ocluidas en el material. Para producir PRFV por laminación mediante proyección es necesario maquinaria para cortar la fibra de vidrio en pequeños trozos y con una pistola se aplica de forma simultánea la fibra y el gel sobre un molde.

Las técnicas por molde cerrado tratan de un moldeo por transferencia de resina, si hablamos de la inyección, es un método que se utiliza un molde donde se pone la fibra de vidrio y en este se inyecta la resina. El molde tiene entradas para inyección y salidas para que salga el aire.

Usos

El PRFV se empezó a utilizar en fabricaciones de pequeños componentes, pero más adelante se mejoraron las técnicas de aplicación y se diversificó la producción en tamaños, formas y usos, se expandió la fabricación de láminas translúcidas. Además, teniendo en cuenta su alta resistencia a químicos, oxidación y corrosión se amplió la producción en tuberías, tornillos y rejillas. 
Hoy en día se utiliza PRFV en todo tipo de industria, como la automovilística, aeronáutica o construcción, ya sea en obras de gran envergadura o pequeñas estructuras y sus rehabilitaciones. También da una amplia versatilidad ya que se puede elegir el tipo de resina plástica según la función que se desee. 

Start typing and press Enter to search